Eva Millet: “Los hiperpadres tienen como lema resolver los problemas de sus hijos”
24 Febrero, 2017
Una joven con Síndrome de Down presenta el tiempo en dos cadenas de televisión en Francia gracias al apoyo logrado en redes sociales
15 Marzo, 2017

Los milenials son una generación acostumbrada a mirar al extranjero en busca de mejores condiciones profesionales. Bien por la incapacidad de absorción del mercado laboral español, bien por la promoción desde un puesto de trabajo, muchos milenials se han visto obligados a expatriarse o, al menos, a considerar la posibilidad.

Si la generación del milenio encuentra enormes dificultades en formar una familia por motivos laborales y económicos, cuando en la ecuación entra en juego la posibilidad de la expatriación, el problema puede multiplicarse exponencialmente.

InterNations, una organización que intenta hacer la vida más fácil a quienes se ven obligados a dejar su país por motivos laborales, ha elaborado un índice de los mejores destinos para familias expatriadas. El ranking lo han elaborado a partir de encuestas en 45 países con al menos 31 expatriados con menores a su cargo.

España queda en el puesto 26, bien situada en el subíndice ‘coste del cuidado de hijos y educación’ (13), pero muy mal en cuanto a ‘Calidad de la educación’, quedando relegada al 39, tan sólo por encima de Turquía, Indonesia, Malasia, Arabia Saudí, Grecia y Brasil.

Finlandia sube al primer puesto tras haber ocupado el segundo escalón el año anterior. Es considerado el mejor destino en todos los subíndices menos en el de ‘Bienestar familiar’. Lo más destacable, el 70% considera excelente la calidad de la educación en el país de los lagos.

El segundo lugar de este índice lo ocupa la República Checa. Lo que más destacan los expatriados de la sociedad checa es la oferta para el cuidado y la educación de los hijos y su coste, aunque la calidad educativa no está a la par para los encuestados. Aun así, el segundo lugar es suyo.

El tercer escalón del podio es para Israel. En este caso, los subíndices son mucho más homogéneos. El 81%considera que las opciones para el cuidado de los hijos son muy satisfactorias, mientras que el 84% consideran muy buenas las opciones educativas y el mismo porcentaje valor como favorable el nivel educativo.

Austria, por su parte, sale del escalón del podio este año, quedando relegada a la cuarta posición desde el número uno que ocupó en la encuesta anterior. Suecia, Noruega, Australia y Taiwán siguen el orden de este ranking, en el que Bélgica se sitúa en la novena posición en el ascenso más destacado de todo el índice.

En la anterior edición del estudio, Bélgica se situaba en el puesto 24, entrando ahora en el top ten gracias a la mejoría en la consideración que tienen los expatriados en la oferta para el cuidado y la educación de sus hijos.