Islandia, primer país en el que no nacen bebés con Síndrome de Down

Una joven con Síndrome de Down presenta el tiempo en dos cadenas de televisión en Francia gracias al apoyo logrado en redes sociales
15 marzo, 2017
Josef Kraus: “El sistema educativo actual está creando adultos incapaces”
22 marzo, 2017

“En Islandia, el 100% de los bebés diagnosticados con Síndrome de Down son abortados”. El dato lo dio a comienzos de años Peter McParland, obstetra del Hospital Nacional de Maternidad de Dublín, en una sesión de la Asamblea Ciudadana de Irlanda.

“En Islandia no ha nacido un niño con Síndrome de Down desde hace cinco años”, aseguró el ginecólogo durante su ponencia ante un organismo creado para debatir los problemas más importantes del futuro de Irlanda y formado por 100 ciudadanos seleccionados de forma aleatoria con la idea de representar con la mayor exactitud al electorado irlandés.

La intervención de McParland puso de manifiesto una tendencia de la que Islandia es prueba evidente y que se está extendiendo a otros países occidentales: el avance hacia un mundo libre de personas con Síndrome de Down.

El obstetra alertó de que esta tendencia se está extendiendo a otros países como Dinamarca, cuyas autoridades predicen que en 10 años habrán erradicado esta anomalía congénita; Estados Unidos y Reino Unido, donde el 90% de bebés con Síndrome de Down son abortados; e incluso España, donde en 2014 sólo nacieron 65 de los 609 niños que habían sido diagnosticados con esta patología, apenas un 10%.

El Doctor Brian G. Skotko publicó en la American Journal of Medical Genetics un estudio en el que preguntaba a personas con Síndrome de Down mayores de 12 años acerca de sus percepciones y opiniones sobre sus vidas. De todos los encuestados, el 99% afirmó que ser feliz con su vida, el 97% dijo que le gustaba ser como era y casi un 99% dijo amar a sus familias.