Un día para reivindicar las ayudas públicas a las familias

A la generación milenial le importa la buena alimentación
10 Mayo, 2017

Este 15 de mayo, como cada año, se celebra el Día Internacional de las Familias. Este año, la Organización de Naciones Unidas ha querido centrarlo en “resaltar el papel de las familias y las políticas a ellas orientadas”, en el fomento de la educación y en destacar “la importancia de los miembros de estas familias que se dedican al cuidado de los otros“. La conciliación, orientada sobre todo a los jóvenes, ha sido otro de los elementos a destacar.

Todo ello nos lleva a la necesidad de denunciar la situación que se vive en España, donde el concepto de Familia está tremendamente condicionado por las dificultades que afrontan los jóvenes. Hasta el punto de que supone una amenaza en un país en el que el índice de envejecimiento de la población es de los más altos del mundo.

Como destaca María Teresa López López en su informe ‘Trabajo remunerado y vida familiar en la generación del Milenio: un equilibrio necesario’, las políticas públicas actuales no favorecen una conciliación real, ya que lo que buscan es que los padres dediquen más horas al trabajo mientras sus hijos son cuidados y educados por terceras personas.

Pero es que, además, para la generación del Milenio tener hijos y trabajar fuera de casa se ha convertido en todo un “ejercicio de héroes”, por lo que el Estado debería apoyar a la familia en esta labor y no sustituirla, como parece que pretende de acuerdo con las escasas políticas públicas que pone en marcha de cara a las familias.

Hay un hecho que, como recoge esta catedrática en su estudio, dibuja muy bien la problemática existente en España: a medida que aumenta el número de hijos, aumenta el paro, especialmente entre las mujeres, que sufren una tasa de desempleo 14 puntos superior a la de los hombres.

Por todo ello, desde Think Tank Milenio y, en la línea del Día Internacional de la Familia promovido por la ONU, cabe recordar que “una sociedad envejecida, sin nacimientos, no tiene futuro, y la clave de ese futuro está en los jóvenes de la generación Milenial, por lo que tenemos responsabilidad de ayudarles a superar los obstáculos para lograrlo, pues de ello nos beneficiaremos todos como personas, como sociedad y como país”.