Belén Barreiro: “Hemos hecho entre todos un daño brutal a los jóvenes”

Diez (falsos) mitos sobre la financiación de la Iglesia
9 Junio, 2017
El creador de los filtros más populares de Snapchat es un español de 17 años
21 Junio, 2017

Cada vez son más los estudios que analizan a los milenials en conjunto, en busca de pautas y rasgos comunes, que aclaren algunos interrogantes y ayuden a explicar a los que escapan a dicha cohorte por qué no pueden entenderles.

Quizás una de las respuestas más acertadas sea ésta que da Belén Barreiro en una entrevista en El Confidencial. “Hemos hecho entre todos un daño brutal a los jóvenes”, asegura la autora de ‘La sociedad que seremos’, un retrato sociológico de España a partir de encuestas y datos.

Barreiro, ex Directora del Centro de Investigaciones Sociológicas y ahora al frente de la consultora MyWord, rechaza que los jóvenes se “quejen de vicio”, y pone encima de la mesa la crisis económica y sus consecuencias: “De todas las generaciones, es la que más ha visto caer su salario, y los que están en peores condiciones, de ahí que en las encuestas afirmen que van a vivir peor que sus padres”.

En política, también se evidencian las diferencias respecto a la generación de sus padres o abuelos y pone como ejemplo las elecciones británicas: “Los jóvenes están con los laboristas y los mayores con los conservadores”. Ello se debe también a la gran cantidad de “capital social” que se ha destruido, “lo que provoca que se vuelvan más desconfiados”.

A pesar de que los jóvenes se encuentran en una situación compleja y dura, no se resignan. Según esta socióloga, “aunque estén frustrados laboralmente, eso no les hace infelices o amargados: psicológicamente están sanos porque han sabido canalizar su frustración y transformarla en acción”. Por lo tanto, nos encontramos ante una generación que busca y persigue las soluciones por su propio pie y utiliza las nuevas tecnologías e Internet como medios para alcanzarlas.

Y ahí es donde se establecen verdaderas diferencias. Barreiro explica que España actualmente se divide en una “sociedad cuádruple”, formada por los analógicos acomodados, los analógicos empobrecidos, los digitales acomodados y los digitales empobrecidos. De manera que “la diferencia no la establece si vives en el campo o en la ciudad, sino internet: estar abierto al mundo o vivir en un cascarón”.