‘Niniveh’, la película de Fernando de Haro sobre los cristianos de Mosul, se estrenará en septiembre
14 julio, 2017
La brecha generacional de los milenials: la edad como categoría política
24 julio, 2017

De arriba abajo y de izquierda a derecha, Evan Spiegel y Bobby Murphy (Snapchat), Drew Houston y Arash Ferdowski (Dropbox), Arantxa Unda (Sigesa) y Raquel Vázquez (EyeWitness to Atrocities).

No son poco comunes las críticas hacia la generación nacida entre 1980 y 2000. Los milenials son vistos muchas veces como egoístas, perezosos, quejicas e incluso demasiado idealistas con sus pretensiones de cambiar el mundo.

Ejemplos que contradicen esta visión sobre los milenials los hay por docenas. Los creadores de Snapchat, Evan Spiegel y Bobby Murphy, desarrollaron la conocida aplicación durante su etapa universitaria en la Universidad de Stanford, enfrentándose a las burlas y críticas por parte de sus compañeros por el hecho de que consideraban la idea inútil por la imposibilidad de almacenar las fotos. Actualmente, la compañía está valorada en más de 20.000 millones de dólares y sus creadores se encuentran entre los más ricos de su generación.

Otro ejemplo de las aportaciones de los milenials al mundo es Dropbox. La aplicación que permite intercambiar, compartir y guardar todo tipo de archivos con amigos, familiares y compañeros de trabajo cuenta con más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y está valorada en 10.000 millones de dólares. Los desarrolladores de esta idea fueron Drew Houston y Arash Ferdowski, estudiantes del Massachusetts Institute of Technology de Boston, quienes se dieron cuenta de las dificultades y complicaciones que se les presentaban a sus amigos y compañeros para enviar archivos a través de Internet.

En España también hay jóvenes milenials creativos y con ideas emprendedoras que ayudan a mejorar la sociedad con su trabajo y sus proyectos. Por ejemplo, Arantxa Unda, de años, que cuenta con un Máster en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad de Harvard y, tras pasar por la banca de inversión, decidió hacerse con un 41% de Sigesa, empresa que fundó su padre en la década de los 90 del pasado siglo y que se dedica a dotar de equipos de software médico y de la salud a decenas de hospitales, clínicas y centros de salud en España y en Europa.

Raquel Vázquez es otro ejemplo de cómo los estereotipos extendidos sobre los milenials son muchas veces erróneos. A pesar de que es Licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Carlos III de Madrid, se dedica a investigar crímenes de guerra y de lesa humanidad dentro del proyecto ‘EyeWitness to Atrocities’ mediante el uso de los más modernos aparatos electrónicos y los últimos avances tecnológicos.