La ventaja de ser milenial en un mundo automatizado

Snapchat emite un programa en directo dos veces al día en alianza con NBC
2 Agosto, 2017
Elvira Roca: “No es casual que los nazis reivindicaran a Lutero”
14 Agosto, 2017

La automatización del trabajo es un proceso evidente. Cada vez más trabajos manuales empiezan a ser realizados por robots y máquinas que cambian el proceso productivo relegando al trabajador a otras funciones. Pero no sólo los trabajos manuales, sino que empieza a haber otros sectores donde las máquinas, físicas o virtuales, están sustituyendo a los trabajadores en sus quehaceres diarios.

¿Es eso un problema? ¿Estamos ante una crisis o ante una oportunidad? Pues bien, los milenials, como no podía ser de otra forma, creen que es una oportunidad y mantienen una visión mucho más positiva sobre un mundo en el que la automatización modifique con fuerza el proceso productivo y el mercado laboral.

La Fundación Cotec encargó una encuesta a Sigma Dos para intentar averiguar cómo veían los españoles el proceso de automatización del trabajo. El resultado es muy clarividente: el 89,6% considera que la innovación es un proceso verdaderamente necesario. Eso sí, más de la mitad de los encuestados también asegura que dicho proceso es un generador de desigualdad social.

Sin embargo, según destacó durante la presentación del informe Jorge Barrero, Director de la Fundación Cotec, los milenials mantienen una percepción muy diferenciada del resto de grupos de edad encuestados al respecto. “Los jóvenes son mucho más conscientes del cambio, y más optimistas respecto a sus posibilidades para desarrollarse en estos escenarios”, aseguró.

Mientras que dos tercios de los encuestados creen que, a 15 años vista, muchos puestos de trabajo serán ocupados por robots y un 30% no se siente capaz de adaptarse a un escenario así, entre los milenials la situación es bien distinta. El 73,3% de los jóvenes encuestados se ve capacitado para competir en dicho mercado laboral, 10 puntos por encima del conjunto de la población activa.